You are hereCómo es el sistema de sanidad publica Noruega

Cómo es el sistema de sanidad publica Noruega


El sistema de salud de Noruega se compone de instalaciones públicas y privadas. Los residentes están orgullosos de su sanidad, porque es conocido como uno de los mejores y más eficaces del mundo.

Todos los ciudadanos noruegos y residentes tienen derecho a asistencia de salud gratuita y también a tratamientos médicos. Si se es un extranjero que está trabajando o estudiando en el país, se puede acceder a este sistema de seguridad social, ya que está financiado por el gobierno y administrado por los diferentes municipios.

El Estado además es propietario de los hospitales y centros de salud, si bien estos tienen la libertad de administrar su dinero y su tiempo, están sujetos a los recursos que se le asignan.

La atención primaria está a cargo de los municipios y se ocupan de la atención general, las emergencias y la atención fuera de las instalaciones hospitalarias. Además, llevan a cabo campañas en las escuelas, por ejemplo, para crear conciencia sobre los problemas y enfermedades actuales.

La mayoría de los tratamientos son gratis o parcialmente gratis, para los que trabajan en el país y contribuyen con el Plan de seguridad noruego. Ellos reciben una tarjeta de salud que les permite registrarse con un médico de cabecera.

Si se permanece en el país en un período superior a los 12 meses se recibe la misma atención médica que cualquier ciudadano noruego. Los que provienen de la Unión Europea o EEE que tengan una tarjeta sanitaria se les permite el acceso a los servicios de atención médica.

Esta tarjeta no cubre tratamientos para enfermedades previas a la salida del país. Esto se hizo para evitar que los ciudadanos europeos viajen al extranjero para obtener mejor tratamientos.

Un porcentaje considerable del presupuesto anual del gobierno se gasta en la salud y en el bienestar. Cualquier persona inscripta en el Registro Nacional de Población de Noruega se le asigna un médico de cabecera de manera automática, pero además lo pueden escoger mediante un listado que ofrece cada centro. Se puede cambiarlo dos veces al año.

Las citas con los médicos están cubiertas de manera parcial en algunos casos. El gobierno ha establecido un máximo en gastos sanitarios por persona, que si es excedido, el paciente puede solicitar una tarjeta de exención, obteniendo un tratamiento libre y gratis por el resto del año.

Los centros médicos atienden de las 8 de la mañana a las 3 de la tarde y se puede conseguir un turno para el mismo día si se llama por teléfono. Es importante destacar que si no se llega a horario no sólo se pierde la consulta, sino que además se debe pagar el honorario correspondiente.

Los hospitales noruegos llevan a cabo actividades de investigación y formación y proporcionan a sus pacientes tratamientos especializados. La estancia en el hospital es gratuita y las mujeres embarazadas no deben pagar nada durante la gestación y el parto.

En cuánto a los dentistas, muchos de ellos tienen consultorios privados, que están disponibles en las páginas amarillas, ya que sólo es gratuita la atención odontológica hasta los 18 años de edad y a partir de los 3, cuando ingresan al sistema de atención dental, una vez registrados (obligatorio).

El mercado de las farmacias en Noruega era regulado por el gobierno pero en la actualidad es libre. Por ello, muchas han crecido en los últimos tiempos. La mayoría pertenecen a empresas multinacionales. Los médicos tienen prohibido tener intereses comerciales con ellas. Todos los que sufran una enfermedad crónica recibirá el reembolso total o parcial de los medicamentos.