Trabajar en Noruega - guía general sobre trabajos disponibles en Noruega


Trabajar en Noruega

Noruega no es un país miembro de la Unión Europea, sin embargo, ha firmado el acuerdo del “European Economic Area”, esto significa que todos los ciudadanos de la UE pueden viajar libremente a esta nación para trabajar.

Noruega ha dependido siempre de su sector agrícola, como principal fuente de ingresos, pero durante los ultimos 30-40 años se ha convertido en un país de alta tecnología y unos de los principales productores de petróleo a nivel mundial

Cuenta con excelentes condiciones de trabajo, la tasa de desempleo muy por debajo de cualquier nación de Europa y los salarios suelen ser los más elevados de la región. Además, los empleados tienen derecho a varias semanas de vacaciones pagadas al año. Todos estos factores contribuyen a que los trabajadores estén bastante satisfechos.

Para los extranjeros, puede ser algo diferente porque suele ser difícil encontrar un buen puesto. La inmigración en Noruega es un fenómeno que se da desde hace poco tiempo, por lo que aún no se tiene una “política” armada en base a ella. Esto da lugar a que los empresarios puedan sentirse reacios a contratar a personas que no hablan el idioma.

La gran mayoría de los residentes son de origen noruego, y esto hace aún mayor la competencia de encontrar trabajo. Hay trabas en cuánto a la experiencia y el nivel de estudios. Por ejemplo, los médicos deben repetir gran parte del curso antes de conseguir un empleo adecuado y los ingenieros son contratados para puestos inferiores a su título.

Sin embargo, no todo son malas noticias, ya que se puede aumentar las posibilidades de tener éxito y encontrar trabajo en Noruega si se solicitan puestos en ciertos sectores de la economía, como ser el turismo, la pesca, los servicios y las industrias del gas y el petróleo.

Las empresas que operan estos dos últimos sectores suelen hablar en inglés, por lo que es un sitio que buscan más a los extranjeros. Si se aplica para un trabajo por temporada, trabajos en el sector agrícola (como la recolección de fresas) o puestos laborales no calificados, con que se sepa hablar un poco de inglés basta, es decir, no se requiere la fluidez.

Cabe destacar que para el resto de los trabajos se exige el poder hablar noruego. Hay muchos cursos de esta lengua en las ciudades locales y dependiendo del trabajo que se desee conseguir, se obligará o no a la inscripción a estas clases dictadas por nativos.

Por ejemplo, si el permiso de trabajo permite solicitar la residencia permanente en el país, se debe completar por lo menos 300 horas de clases del idioma. Si por el contrario, no es la idea permanecer mucho tiempo, también es recomendable asistir a clases de noruego, porque es la única manera de hacerse entender en la calle, en el mercado y en el trabajo.

Los trabajos disponibles en Noruega son bastante variados, pero hay que tener en cuenta los requisitos. Así, se puede conseguir un puesto de investigador de campo, de ingeniero superior en microelectrónica, de gerente de ventas internacionales, de ingeniero en software, de geólogo, de representante en ventas, de chef internacional para cadena de hoteles, de probador de juegos, de analista de sistemas, de diseñador de sistemas hidráulicos y de ingeniero de diseño mecánico, entre otros.

Siempre hay que tener en cuenta el tipo de empleo relacionado con el idioma, uno de los inconvenientes a la hora de vivir allí.